La recuperación general de la economía impulsará este año el crecimiento de las empresas de comunicación, que tienen previsto volver a crear empleo a pesar de los complejos procesos de reconversión que están viviendo algunas grandes compañías. Esta es una de las conclusiones del estudio Outlook Blanquerna 2018 que se presentó ayer 24 de abril en el Palau Macaya de Barcelona. El informe está dirigido por el Instituto de Investigación de la Facultad de Comunicación y Relaciones Internacionales Blanquerna de la Universidad Ramon Llull y cuenta con el apoyo la Obra Social ”la Caixa”.
La experiencia previa y la formación en habilidades digitales son las dos cualidades más valoradas a la hora de seleccionar a los nuevos profesionales, aunque, en algunas especialidades, se pide también una predisposición a ajustar los salarios. Para la realización de Outlook Blanquerna se han contabilizado las respuestas de 440 profesionales de la publicidad, el marketing, el periodismo, la comunicación corporativa, la televisión y el sector audiovisual formados en Blanquerna y que trabajan en las principales empresas de comunicación de Cataluña.
El futuro de las empresas de comunicación pasa, según los encuestados, por adaptarse a las exigencias de los usuarios en el entorno digital, el ajuste de los costes y la adaptación a los cambios tecnológicos, muy especialmente por la transformación digital. En este ámbito, la aplicación del Big Data y el Internet de las cosas (Internet of Things) marcará la estrategia de los próximos años. Con todo, los profesionales consideran que la evolución de la economía es el vector determinante del crecimiento del sector. Llama la atención que entre las preocupaciones de los profesionales del sector pesa todavía muy poco la definición de un nuevo modelo de negocio a pesar de las dificultades aparecidas a raíz de la desintermediación y la aparición de nuevos operadores con nuevas lógicas comerciales.
Las empresas de publicidad son las que más están notando la recuperación económica, las periodísticas están centradas en la adaptación a los usuarios mientras que en el audiovisual es muy fuerte la preocupación por la inestabilidad política como consecuencia del peso que tiene el sector público en su actividad. En este ámbito, la adaptación a las Smart TV aparece como el principal reto en la adaptación de la industria audiovisual en el nuevo entorno tecnológico.

Más información: NdP Informe Outlook Blanquerna – Obra Social la Caixa